First
Material Didáctico
Estrategias para introducir los mapas conceptuales en el aula
No siempre es fácil introducir materiales didácticos nuevos en la cotidianeidad del aula. Para que soluciones dicho problema, en este documento se sugieren una serie de estrategias para acercar paulatinamente a los estudiantes al uso de los mapas conceptuales, hasta llegar a un buen dominio en la construcción de este tipo de material. Finalmente, podrás ver sugerencias de trabajo con mapas conceptuales para los diferentes ciclos de la educación básica.

Es recomendable, antes de iniciar cualquier actividad para la elaboración de mapas conceptuales, que el/la profesor/a explique a los alumnos y alumnas aspectos esenciales de los mapas tanto para lograr un mejor aprovechamiento de este recurso cognitivo como también para facilitar la absoluta comprensión por parte de los estudiantes y asegurar su puesta en marcha y realización. Se hace necesario entonces:
 
1. Explicar la relación existente entre un mapa conceptual y un mapa de carreteras.
2. Explicar qué es un concepto, una proposición y su importancia.
3. Explicar la importancia que tiene la jerarquía entre conceptos.
4. Explicar la importancia de formar oraciones con sentido lógico, es decir, unidades semánticas.
5. Iniciar la confección del mapa.

Actividades previas a la elaboración de Mapas Conceptuales:

  1. Ayude a los estudiantes a darse cuenta de que las palabras les transmiten algún significado cuando ellos son capaces de representarse mentalmente una imagen o un significado.
  2. Presente la palabra concepto y explique que un concepto es una palabra que empleamos para designar cierta "imagen" de un objeto o de un acontecimiento. Escriba algunas palabras en la pizarra y pregunte a los niños/as si todas ellas son conceptos: pregunte si todas ellas hacen que aparezca una imagen en la mente.
  3. A continuación escriba en la pizarra palabras como: el, es, son, cuando, que, entonces, etc. y pregunte a los alumnos y alumnas si estas palabras hacen que aparezca algún tipo de imagen mental. Pregúnteles si estas palabras son conceptos, si al nombrarlas se “imaginan algo” y explíqueles que estas son palabras de enlace que utilizamos para unir los términos conceptuales en frases que tengan un significado especial.
  4. Mencione estas como palabras de enlace y pida a los estudiantes que mencionen otras palabras de enlace a modo de ejemplo.
  5. Construya frases cortas con dos conceptos y una palabra de enlace, como por ejemplo: el cielo azul, las sillas son duras, los lápices tienen mina.
  6. Explique a los niños que la mayoría de las palabras que aparecen en el diccionario son términos conceptuales (puede decirles que rodeen con un círculo los términos conceptuales en una copia de un diccionario infantil). Tanto en el lenguaje oral como en el escrito (excepto en el de los niños muy pequeños) se utilizan términos conceptuales y palabras de enlace.
  7. Recuérdeles que ciertas palabras son nombres propios. Los nombres de personas, lugares o cosas determinadas no son conceptos.
  8. Haga que los estudiantes construyan algunas frases cortas utilizando los conceptos y las palabras de enlace que se hayan escrito en la pizarra y las palabras que ellos quieran añadir.
  9. Pida a un alumno o alumna que lea una frase y pregunte a otros cuáles son los términos conceptuales y cuáles las palabras de enlace que hay en ella.
  10. Exponga a los estudiantes la idea de que leer es aprender a reconocer signos impresos que representan conceptos y palabras de enlace. Pregúnteles si les resulta más fácil leer palabras para las que tienen un concepto en su mente. Señale ejemplos de conceptos conocidos y desconocidos de los que se presentaron anteriormente y palabras tales como cuando, entonces, mientras, allí, etc., y pregúnteles cuáles resultan generalmente más fáciles de leer.

ESTRATEGIAS PARA INTRODUCIR LOS MAPAS CONCEPTUALES DESDE 1º a 3º AÑO DE ENSEÑANZA BÁSICA

Antes de comenzar la elaboración de mapas conceptuales con los estudiantes, realice las actividades previas explicadas anteriormente,  ya que solamente de esta manera se favorecerá una adecuada realización y comprensión de los elementos que lo conforman y del sentido pedagógico de su utilización.

Cómo elaborar mapas conceptuales con alumnos de NB1 y NB2:

  1. Elija una breve narración (entre 10 a 30 frases) o una sección del material de lectura que resulte conocida y prepare copias para todos niños/as. Ayúdeles a identificar algunos de los términos conceptuales de la historia y alguna de las palabras de enlace. Seleccione un pasaje que tenga cierto sentido, es decir, algún mensaje sobre el mundo o sobre las personas.
  2. Pregunte a los niños/as cuáles son los conceptos más necesarios para poder contar de qué se trata la historia, y pídales que rodeen con un círculo o pinten los conceptos más importantes.
  3. Pida a los alumnos y alumnas que preparen una lista de conceptos en la que éstos aparezcan ordenados de arriba a abajo según sean más o menos importantes (considerando la narración).
  4. Discuta con los niños/as el contenido de sus listas y construya con ellos un mapa conceptual para la narración.
  5. Pida a los estudiantes que elaboren sus propios mapas conceptuales sobre la narración.
  6. Elija nuevos relatos (dos o más) y prepare copias para los niños/as. Deje que los niños elijan las narraciones y repitan las actividades que se han realizado anteriormente en grupo: rodear con un círculo los conceptos más importantes, preparar una lista de términos conceptuales ordenados de mayor a menor importancia y dibujar un mapa conceptual para el relato.
  7. Pida a algunos que lean sus narraciones a la clase basándose únicamente en su mapa conceptual y vea si el resto de la clase es capaz de averiguar de qué trata la historia.
  8. Los mapas conceptuales de cada niño o niña pueden colocarse en las paredes de la clase, junto con las narraciones, para que puedan verlos otras personas.
  9. Haga que preparen mapas conceptuales sobre algo que conozcan bastante bien como: el violín, la natación, los automóviles, etc., y los presenten en clase. Al igual que con los demás mapas, haga hincapié en los rasgos positivos y evite las críticas negativas. Pida a los estudiantes que escriban narraciones cortas basadas en sus mapas conceptuales, algunas de las cuales pueden leerse en clases.

Algunas sugerencias para que los alumnos y alumnas elaboren mapas conceptuales en estos cursos:

  • Un tema: “Los animales”.
  • Un texto literario, por ejemplo: “El flautista de Hamelin”.
  • Recetas de cocina.
  • Alguna actividad laboral, función e importancia, por ejemplo: construcción.
  • Flora.
  • Fauna.

ESTRATEGIAS PARA INTRODUCIR LOS MAPAS CONCEPTUALES DESDE 4º a 8º AÑO DE ENSEÑANZA BÁSICA

Cómo elaborar mapas conceptuales con alumnos y alumnas de 4º a 8º Básico:

Se recomienda considerar las sugerencias previas explicitadas en el punto anterior, para  la elaboración de mapas conceptuales con los estudiantes de 4º a 7º año básico. A partir de ellas:
 

  1. Prepare dos o más listas de términos conceptuales sobre algún tema que haya sido tratado recientemente en la clase. Las palabras deben estar relacionadas entre sí, es decir, deben hacer referencia a un mismo asunto.
  2. Deje a los alumnos y alumnas elegir el tema de la lista de palabras y haga que comiencen a elaborar su mapa.
  3. Organice una discusión en clases para saber cómo va progresando todo, en la que:
    - Revise con los alumnos y alumnas las definiciones de concepto, acontecimiento, palabra de enlace y nombre propio.
    - Recuerde que ciertos conceptos como patinaje artístico, explosión volcánica o niño prodigio se designan mediante dos o más palabras, aunque se refieran a conceptos más simples, más generales.
    - Explique a los estudiantes que los mapas conceptuales construidos jerárquicamente sirven para incluir los significados conceptuales más específicos bajo los conceptos más amplios, más generales.
    - Ayude a los estudiantes para que vean que las relaciones cruzadas que aparecen en sus mapas conceptuales significan que están uniendo conceptos que, de otra forma, no considerarían relacionados. Esta relación cruzada, o integración de significados conceptuales, favorece la retención y el uso posterior de los conceptos, especialmente para la resolución de problemas o para crear nuevos productos (nuevos relatos, poemas, música o experimentos).
  4. Los mapas conceptuales deben dibujarse varias veces, ya que el primer mapa conceptual que se construye tiene, casi con toda seguridad, algún defecto: puede que haya sido difícil mostrar relaciones jerárquicas importantes entre conceptos, o puede que algunos conceptos con significados íntimamente ligados estén situados en posiciones opuestas del mapa, de tal modo que aparezcan conexiones cruzadas que atraviesen todo el papel. Hemos observado que en un segundo mapa generalmente se muestran las relaciones clave de una forma más explícita. La mayoría de los estudiantes no tendrá la paciencia o el interés necesario para intentar hacer una tercera o cuarta versión de un mapa sobre un tema determinado, pero habría que animarlos para que al menos realizaran una segunda versión.
  5. Otra razón para repetir los mapas conceptuales es la limpieza: para hacerlos más claros, corregir los errores de ortografía y reducir la confusión y el amontonamiento. Hay que estimular constantemente a la mayoría de los estudiantes para que mejoren su caligrafía y se expresen con más claridad. En la revisión del mapa siempre se puede mejorar la claridad de las relaciones conceptuales que se ilustran en él.
  6. Una vez que cada estudiante haya elaborado unos cuantos mapas, sería adecuado presentarles los procedimientos de puntuación, para ello el profesor selecciona uno de los mapas preparado en el grupo y demuestra cómo se puntúa. Haga que los estudiantes puntúen uno de sus propios mapas conceptuales, y pida a alguno de ellos que explique sus criterios de puntuación mientras se muestra el mapa en la pizarra, papelógrafo o mediante un proyector de transparencia. Ver modelo de puntuación.

Algunas sugerencias para que los estudiantes elaboren mapas conceptuales:

  • Textos Científicos.
  • Textos históricos.
  • Novela.
  • Ecosistema.
  • Cadenas alimentarias.
  • Cuerpo humano como organización biológica.
  • Sistemas del cuerpo humano.
  • Pueblos precolombinos.
  • La época de la colonia en Chile.
  • Revolución Industrial.
  • Revolución Francesa.
  • El Estado y su organización.

Las estrategias mostradas en los párrafos anteriores pueden ser utilizadas también para cursos de Enseñanza Media y Universitaria, es conveniente realizar las actividades previas a la elaboración de los mapas conceptuales con el propósito de clarificar y explicar adecuadamente la estructura y características de los mismos, y utilizarlos como una herramienta en la construcción  de conocimientos. 
 
Sugerencias para construir mapas conceptuales a partir de materiales impresos:

  1. Repase y recuerde  los conceptos básicos sobre la elaboración de mapas conceptuales.
  2. Seleccione una breve narración, uno o dos párrafos de un libro de texto o de cualquier otro material impreso y entregue a cada estudiante una copia. Pídales que lean el texto y que elijan los conceptos más importantes, preguntando a los alumnos y alumnas qué conceptos son más necesarios para poder contar de qué se trata la historia; sugiérales  que encierren en un círculo los conceptos más relevantes, es decir, aquellos conceptos necesarios para entender el significado del texto.
  3. Pida a los estudiantes que a partir de la narración escriban los conceptos en una lista y la ordenen escribiendo primero los conceptos generales y luego los específicos.
  4. Cada alumno o alumna puede empezar a elaborar su propio mapa conceptual, utilizando como guía para construir la jerarquía conceptual la lista ordenada anteriormente.
  5. Elija nuevos relatos (dos o más) y prepare copias para los estudiantes. Deje que ellos elijan las narraciones y repitan las actividades que se han realizado anteriormente: rodear con un círculo los conceptos más importantes, preparar una lista de términos conceptuales ordenados de mayor a menor importancia y realizar un mapa conceptual para el relato. Pueden ser utilizados para realizar un seguimiento de los avances, dificultades y/o confusiones que tienen los estudiantes en los diversos contenidos abordados.
Elementos que contiene un mapa conceptual
Aplicaciones educativas de los mapas conceptuales
¿Cómo elaborar mapas conceptuales?
Criterios de puntuación de los mapas conceptuales
Estrategias para introducir los mapas conceptuales en el aula
Esquema general de los mapas conceptuales
¿Qué son los mapas conceptuales ?