Fomento Lector | Educarchile

Artículo

Reediciones de clásicos chilenos

Hacer circular libros del pasado es una labor importantísima. Es por ello que resulta fundamental vislumbrar las propuestas por las cuales algunos actores sociales se han hecho cargo de esta labor. El presente artículo indaga en torno los modos en que las rediciones presentan libros fundamentales que no estaban circulando o proponen nuevas formas de presentar a clásicos chilenos para el encuentro con nuevos lectores.

El patrimonio literario al encuentro de los lectores

Muchas son las razones del por qué los libros del pasado debiesen volver a circular en el presente. En primer lugar, resulta imprescindible –dentro de la diversidad de propuestas existentes en el mercado– que el lector de hoy pueda tener una mirada prístina hacia el pasado. Desde el Plan Nacional de Fomento a la Lectura, uno de los lineamientos centrales está en hacerse cargo de este patrimonio bibliográfico, “una fuente valiosa que debe ser conservada y puesta en valor”. Consecuencia de esto, algunas instituciones han decido tomar parte en esta labor, como por ejemplo la Biblioteca Nacional, que con sus ediciones busca “poner al alcance de todos, obras fundamentales para la formación de una ciudadanía informada, crítica y consciente de la necesidad de preservar nuestra identidad.” Así, dentro del panorama actual, la circulación de clásicos o libros inencontrables está adquiriendo cada vez más preeminencia.

Reedición como trabajo patrimonial

Por una parte, tenemos la reedición como una necesidad patrimonial (de textos olvidados o inencontrables). En este sentido, en el último tiempo ha surgido una diversidad de propuestas que se han estado abocando a esta tarea, con libros fundamentales como es el caso de Amalia. Historia de una gallina. Este libro resulta un hallazgo, incluso dentro del panorama actual, dado que se trata de uno de los primeros foto-libros para niños hecho en Chile. Del mismo modo, algunos editores han visto necesario volver a poner en circulación clásicos de personas que contribuyeron de forma fundamental a la LIJ, como es el caso de Coré. En 2015 se reeditó una de sus obras inclasificables como ilustrador: Perejil Piedra, el cual resulta aún una joya dentro de nuestra literatura, ya que en ella comulgan la tradición folklórica, la fantasía que bordea la ciencia ficción y la mirada crítica frente a la ambición y el materialismo. Un libro que propone temas contingentes al Chile de hoy.

Reediciones de clásicos con un nuevo cariz

Otra manera de reeditar –con un énfasis más cercano al fomento lector– es mediante una propuesta editorial innovadora. Estas reediciones ven tienen como norte darle un nuevo cariz a textos reconocidos desde el lenguaje de la ilustración. Se trata de libros con una profunda y delicada propuesta estética como lo es El libro de las preguntas de Neruda desde la mirada de Isidro Ferrer, donde la ilustración adquiere un espesor increíble en su diálogo con los textos. En ese mismo propósito, la colección Pingüino de la editorial Pehuén, ha logrado remasterizar desde la mirada de ilustradores chilenos contemporáneos cuentos clásicos de María Luisa Bombal, Juan Emar o Baldomero Lillo. Así, han sabido darles frescura y aire nuevo a obras fundamentales, las cuales logran un acercamiento notable a los jóvenes lectores.

Gabriela Mistral en las reediciones del presente

Disponible en la web:

- Antología de Gabriela Mistral para niños.

- Breve historia de la literatura infantil en Chile.

El último tiempo se han ido generando bastantes publicaciones que han traído el trabajo de Gabriela Mistral al presente. Las Ediciones de la Biblioteca Nacional hicieron lo suyo con una notable antología de Gabriela Mistral para niños llamada Cielo, mar y tierra. Así mismo, la edición de Poemas de las madres ilustrado por Cecilia Alfonso Esteves potencia el carácter intimista de esta obra entrañable. Por otra parte, la editorial Amanuta viene recuperando las versiones de cuentos clásicos que Mistral hiciera hace tiempo, en bellas ediciones ilustradas.

Dada la cantidad abismante de novedades circulando por el mercado editorial, resulta gratificante saber que hay libros del pasado que resultan novedosos para el presente. Esto puede querer decir que, en la literatura, lo nuevo no es siempre sinónimo de bueno. Es por eso que estos libros se hacen cargo de traer a la tradición, de una manera u otra, de vuelta al presente, propiciando el encuentro con los nuevos lectores.

Libros recomendados por edad

Desde los 4 años:

  • Amalia. La historia de una gallina – Paz Errázuriz (ReCrea Libros, 2013)   
  • Blanca Nieves en la casa de los siete enanos – Gabriela Mistral. Ilustraciones de Carles Ballesteros (Amanuta, 2012)
  • Caperucita Roja – Gabriela Mistral. Ilustraciones de Paloma Valdivia (Amanuta, 2012)
  • La Cenicienta – Gabriela Mistral. Ilustraciones de Bernardita Ojeda (Amanuta, 2012)
  • La Bella Durmiente del bosque– Gabriela Mistral. Ilustraciones de Carmen Cardemil (Amanuta, 2012).
Desde los 8 años:
  • Perejil Piedra –María Silva Ossa. Ilustraciones de Coré (Manuel Silva Ossa) (Editorial Quilombo, 2015)
Desde los 14 años:
  • El árbol – María Luisa Bombal. Ilustraciones Alejandra Acosta (Pehuén, 2013)
  • Quilapán – Baldomero Lillo. Ilustraciones Josemaría Ibañez (Pehuén, 2011)
  • Miltín 1934 – Juan Emar. Ilustraciones Daniel Blanco Pantoja (Pehuén, 2010)
  • El libro de las preguntas – Pablo Neruda. Ilustraciones de Isidro Ferrer (Media Vaca, 2006)
Especial para las madres (y padres):
  • Poemas de las madres – Gabriela Mistral. Ilustraciones de Cecilia Alfonso Esteves (Quilombo, 2015)


Autor:
educarchile

Nuestros Socios

  • Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas
  • Plan Nacional de la Lectura