Educación para la Ciudadanía | Educarchile

¿Qué puedes encontrar en este espacio?

Referencias para profundizar

Accede a iniciativas y espacios de reflexión, para profundizar acerca de las dimensiones de la educación ciudadana.

Referencias para profundizar

Accede a iniciativas y espacios de reflexión, para profundizar acerca de las dimensiones de la educación ciudadana.

Sobre formación y participación ciudadana

¿De qué hablamos cuando nos referimos a ciudadanía?

Conoce +

Nuestros Socios

  • Facultad de Historia, Geografía y Ciencias Políticas - PUC
  • Núcleo Milenio
  • Iniciativa Milenio

Estudiante CÓMO CONTRIBUIR

¿Por qué aportar?

Aunque la ciudadanía como estatus vinculado a los derechos políticos solo se obtiene a los 18 años, antes de cumplir esa edad, todos los niños y jóvenes que nacen y viven en Chile son miembros de esta comunidad y así como tienen el deber y la responsabilidad de participar responsablemente para lograr el bien común, tienen también asegurado el acceso a los derechos civiles y sociales consagrados en la Constitución .

Esto significa que los estudiantes también son ciudadanos, y si bien no cuentan aún con los derechos políticos vinculados al sufragio y la posibilidad de ocupar determinados cargos, de todas formas pueden participar e ir desarrollando las competencias necesarias. Los estudiantes pueden organizarse con las personas que forman parte de sus comunidades -la familia, el barrio, la escuela, las organizaciones estudiantiles, juveniles, religiosas, artísticas o deportivas- y así contribuir a la construcción de una sociedad mejor. A través de acciones concretas pueden hacer visibles las necesidades e intereses de sus comunidades, y pueden promover la cooperación, creatividad y la búsqueda consensuada de soluciones a los problemas que los afectan, respetando las distintas perspectivas e intereses que conviven.

¿Cómo puedes aportar desde tu visión como estudiante?

  • Participando en el en Centro de Estudiantes de tu escuela, liceo o colegio, y en las organizaciones estudiantiles de las que forma parte.
  • Participando en las organizaciones políticas, religiosas, deportivas, artísticas o juveniles, de tu comunidad.
  • Participando en organizaciones de base como las juntas de vecinos, clubes deportivos, centros juveniles, etc., de tu comunidad
  • Promoviendo espacios de organización con los demás miembros de tu comunidad a través de las redes sociales.
  • Manteniéndote informado sobre las problemáticas que afectan a tu comunidad y las distintas perspectivas desde las que pueden abordarse, para proponer ideas y soluciones con fundamento.
  • Dialogando, negociando y buscando consensos colectivos para enfrentar las problemáticas que afectan a tu comunidad.
  • Desarrollando actividades solidarias y de servicio para aportar en la construcción del bien común de tu comunidad.
  • Difundiendo las necesidades y problemáticas de tu comunidad a través de campañas informativas en los medios de comunicación y en las redes sociales, de manifestaciones públicas y/o callejeras y de reuniones con autoridades políticas, como concejales, alcaldes, gobernadores, seremis, intendentes, etc.

Docente CÓMO CONTRIBUIR

¿Por qué aportar?

La experiencia escolar tiene un potencial clave para la formación de los ciudadanos, ya que la escuela es la única institución que permite orientar el tipo de ciudadano que se quiere formar. Una de las dimensiones fundamentales de esta tarea, corresponde a la experiencia de aula, es decir al ambiente en el que se desarrolla el proceso de enseñanza aprendizaje.

En ese sentido, los docentes juegan un rol fundamental en el proceso de formación ciudadana, ya que la experiencia formativa de los estudiantes depende tanto de las competencias con las que ellos cuentan para educar la ciudadanía, como del clima que generan para desarrollar los procesos formativos.

Si se quiere formar ciudadanos democráticos, activos y participativos, se requiere una renovación pedagógica, que permita contar con docentes conceptual y metodológicamente capaces de superar las prácticas tradicionales estructuradas sobre el autoritarismo docente, y de promover estrategias activas de aprendizaje, y climas de aula abiertos, que permitan la participación y las interacciones democráticas entre los estudiantes y el profesor.

¿Cómo pueden aportar los docentes a la formación ciudadana de los estudiantes?

  • Siendo un ejemplo para el estudiante. Para ello debería posicionar su ejercicio pedagógico desde un ethos democrático que permita al estudiante vivenciar lo qué es la democracia, lo que es la participación activa, responsable y comprometida con la comunidad, respetando la diversidad y valorando la búsqueda de consensos para enfrentar los desafíos que la caracterizan.
  • Promoviendo experiencias pedagógicas:
    • comprometidas con la dignidad y los derechos de todas las personas
    • enmarcadas un clima de aula democrático, abierto al diálogo y a la participación activa y crítica de los estudiantes
    • centradas en el aprendizaje de los estudiantes
    • confiadas de las capacidades de los estudiantes
    • orientadas al desarrollo de conocimientos cívicos y políticos, habilidades y actitudes democráticas
    • enfocadas en el desarrollo del pensamiento crítico, del análisis, la evaluación y la resolución de problemas, la metacognición, para contribuir al bien común
    • integradoras de los intereses y motivaciones de los estudiantes
    • orientadas a fortalecer el compromiso con la democracia, como sistema de gobierno y como forma de vida.
  • Diseñando actividades que favorezcan el desarrollo del compromiso ciudadano, como por ejemplo:
    • debates y discusiones sobre problemas relevantes de interés público
    • análisis de diversas fuentes de información (prensa, redes sociales, publicaciones académicas, etc.), para acceder a las distintas perspectivas que conviven en la sociedad
    • investigaciones sobre problemáticas de la comunidad local, para diseñar e implementar soluciones concretas, que reflejen el consenso entre las distintas visiones que conviven dentro de ella
    • experiencias de ejercicio ciudadano, como toma de decisiones, elecciones de representantes, etc., o al menos la simulación de ellas
    • proyectos de Aprendizaje Servicio, acciones concretas en beneficio de la comunidad. Todas potenciadas al ser complementadas por el trabajo interdisciplinario.

Directivo CÓMO CONTRIBUIR

¿Por qué aportar?

La escuela juega un rol fundamental en la formación de los ciudadanos, porque es la única comunidad que ofrece oportunidades concretas e institucionalizadas para formar la ciudadanía, permitiendo orientar los procesos de enseñanza aprendizaje hacia el tipo de compromiso ciudadano que se quiere alcanzar. Es más, una de las principales razones por las que surge la educación pública de carácter obligatorio, es la necesidad de formar una ciudadanía informada y responsable.

La escuela es la institución que ofrece de manera concreta, la mayor cantidad de oportunidades para desarrollar las competencias (conocimientos, habilidades y actitudes) que promuevan el apoyo a los valores democráticos, la participación activa e informada y los juicios racionales frente a las problemáticas y desafíos que impone la condición ciudadana . Además, es el espacio en la que se viven las primeras experiencias de lo que significa ser ciudadano, ya que permite relacionar los intereses individuales con los intereses de la comunidad.

Por ello, la tarea de la escuela y de sus respectivos directivos, es generar una estructura escolar democrática, orientada a lograr que la experiencia educativa sea en sí misma, una experiencia de participación ciudadana , asumiendo a los estudiantes no como futuros ciudadanos, sino como ciudadanos en formación. La única forma de contribuir a la formación de ciudadanos democráticos, activos y participativos, es a través de experiencias escolares que se alejen del autoritarismo y la jerarquización de la escuela tradicional, y estén marcadas por espacios escolares participativos, inclusivos y democráticos.

¿Cómo pueden aportar los directivos a la formación ciudadana de los estudiantes?

  • Generando espacios de participación y expresión dentro de la escuela, que permitan experimentar a los estudiantes lo que implica ser ciudadano: elecciones de representantes, debates sobre temas de interés público, la búsqueda de consensos para diseñar e implementar soluciones a los problemas que afectan a la comunidad.
  • Relevando la importancia que tiene el Centro de Estudiantes en la organización de la institución, entregándoles un espacio de acción que además de representar los intereses del alumnado, les permita participar de la toma de decisiones.
  • Orientando la experiencia escolar hacia la formación de un capital social amplio, que fortalezca los vínculos con los miembros cercanos de las comunidades de origen, y que genere vínculos entre las personas de distintas comunidades, que son diferentes entre sí.
  • Fomentando el desarrollo del compromiso democrático, la tolerancia y la confianza para generar acciones con miembros de otras comunidades.
  • Superando las relaciones autoritarias para promover un clima escolar basado en relaciones democráticas y participativas entre los distintos miembros de la comunidad educativa (directivos, profesores, administrativos, estudiantes y familias).
  • Promoviendo los vínculos con la comunidad en la que se inserta el espacio educativo, a través de la colaboración, las actividades colectivas y el aprendizaje servicio.
  • Diseñando un modelo de formación ciudadana que permita implementar la propuesta curricular sobre la formación ciudadana, en toda su complejidad y transversalidad.
  • Generando las condiciones para el trabajo colaborativo e interdisciplinario entre los docentes, que permita asumir un compromiso transversal con la formación ciudadana de los estudiantes.

Familias CÓMO CONTRIBUIR

¿Por qué aportar?

La familia es la primera comunidad a la que pertenecemos. Es el primer espacio a través del cual nos relacionamos con el mundo y la sociedad de la cual formamos parte, por eso todo lo que aprendemos en ella, nos deja aprendizajes profundos que nos acompañan en cada una de las etapas de nuestras vidas.

La influencia y las enseñanzas de la familia son fundamentales en nuestra formación como ciudadanos, ya que ahí aprendemos a convivir con otros para lograr el bien común, a pesar de las diferencias que tengamos, aprendemos lo que es tener derechos y responsabilidades y aprendemos la forma en que debemos relacionarnos con los demás de manera respetuosa, tanto con aquellas personas que son cercanas a nosotros, como con aquellos que son distantes y diferentes.

Por lo tanto, la educación que nos brinda nuestra familia, ya sean nuestros padres, hermanos, abuelos o tíos, es la base sobre la que construiremos nuestro compromiso ciudadano y definirá cuán proclives somos a desarrollar la ciudadanía que la sociedad actual necesita: activa, participativa, pluralista, responsable con la comunidad y respetuosa de los derechos humanos y de la diversidad.

¿Cómo puede aportar la familia a la formación ciudadana?

El principal aporte que puede hacer la familia a la formación ciudadana, es dar el ejemplo, es decir, actuar de manera consecuente con lo que exige una ciudadanía activa y democrática. Si los estudiantes observan desde pequeños lo que implica la participación ciudadana a través de la acción de sus familiares, aumentan considerablemente las posibilidades de desarrollar en ellos el compromiso ciudadano. Por eso es fundamental que los miembros de la familia:

  • Se generen espacios de conversación, fundados en el diálogo y respeto mutuo, que abarquen temáticas diversas y de interés de los distintos integrantes de la familia.
  • Se muestren interesados por informarse sobre los temas de interés público y manifieste sus opiniones de manera fundamentada.
  • Participen en distintos espacios para dar a conocer los intereses o necesidades de su comunidad: marchas, asambleas ciudadanas, reuniones con autoridades de gobierno, y campañas informativas en los medios de comunicación en las redes sociales.
  • Muestren una actitud de diálogo, negociación y búsqueda de consensos colectivos, para enfrentar los problemas de la comunidad, superando las diferencias y los desacuerdos
  • Participe en actividades solidarias, de servicio o deportivas, en beneficio de la comunidad.
  • Participe de manera activa dentro del espacio escolar, en las actividades gestionadas tanto por las autoridades del establecimiento, como en las que organizan los estudiantes y el Centro de Padres y apoderados.
  • Participe en los procesos de elección de representantes, a tanto a nivel municipal, como regional y nacional.
  • Participe en distintos tipos de organizaciones ya sean civiles, sociales o políticas, como las juntas de vecinos, clubes deportivos, organizaciones religiosas, organizaciones gremiales, sindicatos, partidos políticos, etc.