educarchile - Portada

Ingreso

Usuario registrado

EducarChile - Entrevista Educativa - Gestión, docencia y comunidad escolar

Educación y

sociedad

Cargando...

Integración social

José Weinstein dialoga con Agnès Van Zanten sobre la segregación escolar, los factores involucrados en la decisión de matrícula de padres y apoderados, la conformación de élites, los movimientos sociales y el progreso social asociado a los grupos heterogéneos. La experta apunta a la escuela como integrador social y motor de la igualdad, se refiere al rol social y la importancia de la profesión docente y nos advierte sobre la "democratización segregativa".

» Entrevistado/a: Agnès Van Zanten, Directora de investigación en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia

» Descarga el currículum de la entrevistada (PDF)

» Descarga una presentación de la entrevistada (PDF)

TEMA Y CONTEXTO

Conversamos con Agnès Van Zanten sobre el dilema entre la creciente democratización de la educación y los problemas de equidad reflejados en fenómenos como la segregación escolar, la conformación de élites y la fuga de los buenos profesores que aspiran a escuelas con mayor remuneración, advirtiéndonos sobre la "democratización segregativa", donde los estudiantes menos privilegiados suelen acceder a una educación de menor calidad.

De acuerdo a la experta, muchos estudios demuestran que el progreso escolar está relacionado con la heterogeneidad en las escuelas, donde los estudiantes pasan la mayor parte de su tiempo, convirtiéndose en un importante integrador o segregador social. Algo a lo que también contribuyen apoderados y profesores cuando evitan trabajar con una gran cantidad de estudiantes con problemas o seleccionan colegios donde el ambiente es académicamente mejor.

Van Zanten también se refiere a los movimientos sociales en Chile y Francia y al posicionamiento de la educación en el centro del debate, al problema francés de la segregación residencial y cómo junto con algunas medidas contribuye a la segregación educativa pese a contar con profesores igualmente preparados; al prestigio de la carrera docente, al mejoramiento de la formación inicial y al dilema entre la formación pedagógica y de especialidades.

Agnès Van Zanten es una socióloga francesa de origen venezolano, Directora de investigación en el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), experta en materias de desigualdad segregación escolar, dinámicas educativas locales e internacionales. Es miembro del comité estratégico de la Agencia Nacional de la Investigación de Francia, y directora de la colección "Educación y Sociedad" en Presses Universitaires de France.

La entrevista en el contexto nacional

El sistema escolar chileno tiene una combinación de factores que ha demostrado propiciar una alta segregación escolar. La posibilidad de las escuelas de seleccionar, sumado al financiamiento compartido y el lucro como incentivo, todo en el marco de un sistema basado en la competencia entre escuelas, han incidido en que padres y apoderados escojan escuelas acordes a sus capacidades de pago, diferenciándose socioeconómicamente entre establecimientos escolares. Adicionalmente, la libertad de enseñanza ha permitido que se instale una amplia pluralidad de proyectos educativos, pero dentro de esta heterogeneidad se esconde una homogeneidad interna, en la que los alumnos se educan entre iguales. Por último, nuestra alta segregación residencial profundiza aún más la segregación escolar.

Con todo lo anterior, no es raro que los últimos resultados PISA hayan demostrado que Chile tiene el sistema escolar más segregado por nivel socioeconómico de las 65 economías estudiadas. Por lo mismo, el tema se ha instalado en la agenda pública desde el año 2011. Sin embargo, no existe evidencia empírica nacional sobre las consecuencias de la segregación escolar. No obstante, distintos académicos como Cristián Bellei, Juan Pablo Valenzuela o Guillermo Montt, entre otros, han indicado algunas pistas que la evidencia indirecta sugiere:

-Lo primero es que la segregación está fuertemente asociada a los logros académicos de los alumnos, favoreciendo a los alumnos de mayor nivel socioeconómico en desmedro de alumnos más vulnerables.

-Esto significa un problema en tanto los alumnos vulnerables son justamente quienes más necesitan levantar su rendimiento, y con quienes más difícil es lograrlo si no es posible aprovechar un efecto de pares que tengan mayor capital cultural o mejor acceso a recursos que puedan compartir.

-Lo anterior restringiría las posibilidades reales de los alumnos más vulnerables de continuar estudios superiores, limitando involuntariamente la movilidad social que la educación promete, reproduciendo y profundizando nuestras desigualdades sociales a través de las generaciones.

-Además, los efectos van más allá de lo académico y económico, generando costos importantes a nivel social y cívico. La segregación escolar retrasa –al menos hasta los 18 años- el contacto entre personas de diferente origen social, lo que debilita valores como la empatía, la tolerancia, el diálogo y, finalmente, la cohesión social y la confianza entre los chilenos.