Evaluación para el aprendizaje

Evaluación

de aula

Recursos para autoinstrucción

Coherencia en la evaluación

Cómo transformar la auto - evaluación en una herramienta de aprendizaje

La auto-evaluación se convierte en un instrumento muy valioso cuando logramos convertirla en una herramienta de aprendizaje, ya que es uno de los procesos clave en la autorregulación del aprendizaje de los estudiantes.

¿Qué es la auto-evaluación? y ¿para qué sirve?
La auto-evaluación no parece el método más indicado para evaluar el desempeño de los estudiantes, ya que está influenciada por la expectativa de los estudiantes de que 'lleve nota', la experiencia previa de los estudiantes con la auto-evaluación, la falta de anonimato y la comparación que hacen los estudiantes de su propio aprendizaje con los demás (Mabe y West,1982).

Sin embargo, la auto-evaluación se convierte en un instrumento muy valioso cuando logramos convertirla en una herramienta de aprendizaje, ya que es uno de los procesos clave en la autorregulación del aprendizaje de los estudiantes. Junto a la definición de metas, gestión de tiempo, estrategias de aprendizaje, auto-atribuciones, estrategias de búsqueda de información y ayuda, la auto-evaluación ayuda a explicar el logro académico que alcanzan los estudiantes (Zimmerman, 2002). Esto es así, porque al autorregular algunos aspectos del aprendizaje, los estudiantes se hacen conscientes de él (metacognición), mejorando espontáneamente  su funcionamiento (Shapiro,1984). En específico, la auto-evaluación permite emitir un juicio sobre el propio aprendizaje a partir de una comparación con algún estándar (relativo al propio aprendizaje o a un modelo externo). Investigaciones en esta área han concluido que el estudiante se desempeña mejor cuando conoce sus metas, observa modelos y sabe cómo comparar su desempeño con estándares y criterios establecidos (Villardón, 2006). La clave de la auto-evaluación, es lograr que los estudiantes reflexionen sobre lo que han aprendido y lo que aun les falta por aprender, identificando fortalezas y debilidades y definiendo metas claras para el futuro aprendizaje.

Auto-evaluación del estudiante
A continuación se describen y ejemplifican diferentes recursos para apoyar la implementación de la auto-evaluación de los estudiantes.

1. Estableciendo objetivos de aprendizaje (Traducido y adaptado de AFL, Australia)

El ciclo de la auto-evaluación del estudiante comienza con el establecimiento de objetivos de aprendizaje, seguido por  la producción de trabajo orientado a lograr esos objetivos y la evaluación del trabajo realizado, para, finalmente, fijarse nuevos objetivos o la revisión de lo que no se logró.
Idealmente, los estudiantes asumirán cada vez más la responsabilidad de la fijación de sus objetivos de aprendizaje y también monitorearán el seguimiento de dichos objetivos. En la práctica, la capacidad de los estudiantes para hacer esto variará, por lo que ayudarlos en el proceso de fijación de sus objetivos de aprendizaje es clave. Los objetivos de aprendizaje deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y de duración determinada.

Específicos: el objetivo de aprendizaje debe ser específico y no general: Por ejemplo 'Voy a incluir una oración principal en cada párrafo' es mejor que 'voy a mejorar mi escritura'. .

Medible: debe ser posible saber si el objetivo de aprendizaje se ha logrado, por lo que es necesario que haya alguna manera de medirlo. 'Voy a aprenderme la tabla del  7', por ejemplo, podría ser medido con 'Ser capaz de recitar sin errores a mi profesora / padre la tabla del 7'.

Alcanzable: el logro de la meta de aprendizaje debe ser algo que el estudiante pueda ser capaz de alcanzar. Cuando el logro parece muy lejano, el objetivo de aprendizaje puede ser desglosado en una serie de pasos para que el estudiante tenga la posibilidad de experimentar éxito. Por ejemplo, en lugar de un objetivo de aprendizaje como 'Mejorar mi ortografía', es mejor concentrarse en el uso y aplicación de una serie  de reglas de ortografía individuales para que, con el tiempo, el estudiante acumule dentro de su repertorio las estrategias necesarias para mejorar su ortografía.

Pertinentes: el objetivo de aprendizaje debe ser significativo y relevante para el aprendizaje actual del estudiante. Si los estudiantes establecen objetivos de aprendizaje sin ningún tipo de orientación, existe el peligro de que tales objetivos serán menos relevantes que si se fijan en el marco de entendimiento de 'Lo que sé o puedo hacer ahora / lo que todavía tengo que saber o poder hacer / cómo puedo llevar a cabo esa mejora'.

Duración determinada: los estudiantes deben especificar cuándo van a alcanzar la meta. Objetivos de aprendizaje de duración determinada son más fáciles de evaluar y hacer un seguimiento, de los que no tienen un período de tiempo determinado.

2. Ejemplos de preguntas reflexivas para estudiantes de Educación Básica (Traducido y adaptado de AFL, Australia)
• ¿Qué he aprendido?
• ¿Qué encontré fácil de aprender?
• ¿Cómo hacer las cosas de manera diferente la próxima vez?
• ¿Qué encontré difícil cuando estaba aprendiendo__________?
• ¿Qué me ayudó cuando algo me resulto complicado?
Lo más interesante de _____________________ era__________________________
Prefiero trabajar por mi cuenta sobre las actividades que________________________
Me gusta trabajar con los demás cuándo_____________________________________

Mi estilo y estrategias de aprendizaje
Si puedo, trato de evitar las actividades que________________________________
Me resulta más fácil de entender cuando____________________________________
Cuando no entiendo algo, yo_____________________________________________

Mis fortalezas
Estoy aprendiendo mucho mejor en_______________________________________
Una buena pregunta que hice (o pensé) hoy fue_____________________________
Una de las cosas que mejor hago es _______________________________________

Áreas en que necesito mejorar
Todavía no estoy seguro/a de cómo_______________________________________
Necesito ayuda con____________________________________________________
La parte que encontré más difícil fue______________________________________

3. Ejemplos de preguntas reflexivas para estudiantes de Educación Media (Traducido y adaptado de AFL, Australia)
o ¿Dónde he oído acerca de este tema antes?
o ¿Qué es lo que ya sé sobre este tema?

Mi proceso de aprendizaje y cómo me involucro en él
o ¿Qué estrategias me ayudan mejor a recordar lo que he leído?
o ¿Qué estrategias puedo utilizar cuando me enfrento a una dificultad?

Mi trabajo escolar previo al cual recurrir en una situación nueva
o ¿En qué se parece esto a algo que he hecho antes?
o ¿Qué recuerdo acerca de un proceso previo que pueda ayudarme con este?

Mi progreso
o ¿Qué no entiendo?
o ¿Qué más tengo que entender?

Lo que me falta por aprender
¿Cómo puedo mejorar?
¿Qué pasos debo tomar?

4. Uso de organizadores gráficos
Otra forma de apoyar la auto-evaluación es utilizando organizadores gráficos. Un organizador gráfico es una herramienta que permite presentar información (hechos, conceptos, ideas o términos) en una forma visual o de diagrama de manera que se clarifique la relación entre los elementos individuales. Al mismo tiempo, permite visualizar regularidades y relaciones (Libedinsky, 2008).

El valor de los organizadores gráficos en términos de auto- evaluación de los estudiantes radica en su capacidad para ayudar a pensar, y hacer este proceso visible para el estudiante y el profesor. Por ejemplo, los espacios vacíos en organizadores gráficos revelan lagunas en el conocimiento o el pensamiento del estudiante. Indican inmediatamente lo que todavía tiene que ser descubierto o aprendido. Si los organizadores gráficos se utilizan en la preparación de una respuesta por escrito, pueden mostrar dónde es necesaria más información o más argumentos. Al pedirle a los alumnos que expliquen el uso del organizador gráficos, hay una oportunidad para el desarrollo metacognitivo porque deben explicar su proceso de pensamiento ('¿Por qué pones esta información aquí?')

Si los estudiantes, se les enseña cómo utilizar los organizadores gráficos, pueden aprender a seleccionar aquellos que sean compatibles con sus estilos de aprendizaje. Algunos estudiantes, por ejemplo, van a gravitar hacia los organizadores que utilizan palabras para dilucidar los vínculos, como las tablas de varios tipos, mientras que otros preferirán símbolos tales como flechas y cajas de varias formas significativas.

Ejemplo de organizador gráfico

Autoevaluación

Fuente: http://centros5.pntic.mec.es/cpr.de.ciudad.real/evaluaci/Evaluac.htm

5. Presentaciones grupales para apoyar la auto-evaluación
Otra forma de apoyar la auto evaluación de los estudiantes, es mediante presentaciones grupales en que los estudiantes presentan su aprendizaje a los profesores y/o apoderados. Esto les da la oportunidad de dar cuenta del aprendizaje que ha tenido lugar durante un período de tiempo. La reflexión se produce cuando los estudiantes se preparan, así como cuando muestran y explican a los demás lo que han aprendido. 

La habilidad de los estudiantes para gestionar y organizar sus tiempos con el fin de completar las tareas, es a la vez un aspecto crucial de la auto-evaluación. Reconocemos esto cuando instalamos una variedad de estructuras de apoyo a los estudiantes en el desarrollo de su independencia en esta área.
 Por ejemplo, podemos ayudarlos explicitando las sub-tareas que deben realizarse al llevar a cabo una investigación a ser presentada  al final del proceso. La siguiente Carta Gantt resume las tareas y el tiempo en que deben ser realizadas.
 
6. Carta Gantt para apoyar la gestión de tiempo y las presentaciones grupales de estudiantes

Tarea         

Semana 1
(Fecha)

Semana 2
(Fecha)

Semana 3
(Fecha)

Semana 4
(Fecha)

Semana 5
(Fecha)

Semana 6
(Fecha)

1. Decidir el tema de investigación

2. Escribir una lista de fuentes y recursos donde encontrar información

 

 

 

 

 

 

3. Asignar roles a los miembros del grupo y comenzar la investigación

 

 

 

 

 

 

4. Continuar con la investigación

 

 

 

 

 

 

5. Desarrollar y  

6. ensayar la presentación

 

 

 

 

 

 

7. Hacer la presentación

 

 

 

 

 

 

 

Referencias
Assessment for Learning, Australia Strategies to enhance student self-assessment Accesible en http://www.assessmentforlearning.edu.au/professional_learning/student_self-assessment/student_strategies_enhance.html
Libedinsky, M. (2008) Organizadores Gráficos. Accesible en http://www.slideshare.net/mlibedin/organizadores-grficos-24-11-08-presentation.
Mabe, P. & West, S. (1982) Validity of self-evaluation of ability: A review and meta-analysis. Journal of Applied Psychology, Vol 67(3), Jun, 280-296.

Shapiro, E.S, (1984). Self-monitoring procedures. In T.H. Ollendick & M. Hersen (Eds.), Child behavior assessment: Principles and procedures (pp. 148-165). New York: Pergamon.
Villardón, L. (2006) Evaluación del aprendizaje para promover el desarrollo de competencias. Educatio Siglo XXI, 24: 57-76.
Zimmerman, B. (2002) Becoming a Self-Regulated Learner. Theory Into Practice Volume 41, Issue 2. pages 64-70.

 

Recursos asociados
 
Cómo transformar la auto - evaluación en una herramienta de aprendizaje

En esta presentación encontrarás una síntesis del contenido desarrollado en este tema.

Ver recurso

 

Temas relacionados
Estándares de Aprendizaje en las evaluaciones de aula

Comprender los EA no es tarea simple, pues demanda hacer un análisis global y a la vez específico de estos, sobre todo observando rasgos comunes al interior de los Niveles y sutiles diferencias entre estos.

Cómo apoyar la producción escrita de mis estudiantes

Al aprender a escribir de diversas maneras, se involucra a los estudiantes, se extiende su pensamiento, se profundiza su comprensión y se continúa el proceso de construcción de significados.

Cómo implementar la coevaluación o evaluación de pares

La coevaluación es útil para planificar su propio aprendizaje, identificar sus propias fortalezas y debilidades, identificar áreas para acciones remediales, así como desarrollar habilidades personales y metacognitivas transferibles a otras áreas.

Cómo producir y evaluar textos multimodales

En el siglo 21 la definición de alfabetización se ha ampliado para referirse a un manejo flexible de un conjunto de capacidades en el uso y producción de textos tradicionales y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Ser hoy en día alfabetizado supone comprender, interpretar, reflexionar y producir no sólo textos escritos en general, sino que textos multimodales en específico. De hecho, desde 2009, PISA evalúa las habilidades de lectura digital de los estudiantes (OECD, 2010).

Feedback efectivo y evaluación progresiva

La retroalimentación tiene el potencial de apoyar el rendimiento académico, promoverla motivación, la autorregulación y la auto eficacia, permitiendo a los estudiantes acortar la brecha entre su desempeño actual y deseado (BlackyWiliam, 1998; Sadler, 1989).

Registro de hechos significativos

Esta técnica no solo es un elemento valioso para conocer en profundidad a los estudiantes y complementar las evaluaciones de carácter interrogativo o los test, es también una muy buena técnica de reflexión docente respecto de la propia práctica. Tal como cualquier instrumento o técnica, deben ser complementados con otro tipo de observaciones, registros y métodos para poder evaluar de manera adecuada y profunda el progreso de los estudiantes en cada ciclo escolar.