educarchile - Portada
EducarChile - Especiales Artículo

Artículo

compartir

Riesgos al hacer uso de las Tics

Siendo hoy en día las Redes Sociales muy populares, no dejan de tener cierto grado de peligrosidad al ser utilizadas de manera maliciosa. Al final es una herramienta que el usuario puede llegar a utilizar de manera negativa o positiva.

sitio web


Siendo hoy en día las Redes Sociales muy populares, no dejan de tener cierto grado de peligrosidad al ser utilizadas de manera maliciosa. Al final es una herramienta que el usuario puede llegar a utilizar de manera negativa o positiva.

Riesgos al hacer uso de las Tics
Siendo hoy en día las Redes Sociales muy populares, no dejan de tener cierto grado de peligrosidad al ser utilizadas de manera maliciosa. Al final es una herramienta que el usuario puede llegar a utilizar de manera negativa o positiva.

Las Redes Sociales (Facebook, MySpace, Hi5) son como lo que está en boga, son muy populares, muy entretenidos, especialmente para los niños y jóvenes. A los sitios de la red se accede con suma facilidad, por voluntad propia y a bajo costo, pero también en muchos casos por ignorancia, negligencia e irresponsabilidad el usuario puede poner en riesgo su propia integridad física o la de sus familiares y amigos.

Convertirse en miembro de las llamadas redes sociales es muy fácil, el interesado solo necesita llenar un formato simple y revelar sus datos personales como nombre, sexo y edad; al final, en minutos uno está dentro de la red. Una vez inscrito se convierte en miembro de una comunidad y se accede a un espacio en el que se comparte lo que cada uno quiere.

Esta actividad recreativa a la que el exceso puede convertir en una enfermedad, es actualmente muy popular en Bolivia y el mundo. La Asociación Mexicana de Internet estima que quien tiene al menos 50 amigos en línea destina en promedio de 30 a 90 minutos al día para visitarlos y contestar sus mensajes; quien tiene más de 150, destinara al menos 120 minutos; pero si se tienen más de 200 amigos en línea el tiempo destinado a atenderlos será muy superior a las 4 horas diarias.

Para Pablo García, Psiquiatra mexicano, dice que “desgraciadamente está apareciendo esa nueva patología mental, llamada los 'ciberadictos', que a veces prefieren estar en la red por horas y horas, que dormir”. En el ciberespacio, el usuario de las redes sociales puede subir prácticamente cualquier información que desee compartir con los otros. Generalmente comparte fotografías de su familia y amigos, de sus propiedades y actividades. Pero eso no es todo, comparte también información y fotografías de los sitios de recreo donde él, su familia y sus amigos suelen frecuentar y hasta la situación patrimonial de sus seres queridos, incluidos claro está, sus familiares y amigos. Estos y otros datos personales, que desnudan el perfil socioeconómico del internauta y su familia, no siempre quedan en el ámbito de los amigos cercanos o miembros de la red social a la que se pertenece. Infortunadamente muchas de estas informaciones son libres y pueden ser captadas por cualquier persona, existen restricciones o candados, pero generalmente uno no es precavido y no los utiliza. Sin los candados de seguridad necesarios o las suficientes restricciones de acceso a la información que se sube a la red, ya sea por negligencia, ignorancia o irresponsabilidad del usuario, el mismo, su familia y hasta sus amigos quedan y desprotegidos de una amplia gama de delincuentes que en el ciberespacio han encontrado otro medio para cometer delitos.

Fraude, distribución y comercialización de pornografía, secuestro y hasta pederastia, son algunos de los delitos que los llamados ciberdelincuentes cometen a través de internet. La mayoría de las veces se aprovechan de la buena fe, la ignorancia o la negligencia de los usuarios de la red para sorprenderlos y victimizarlos. Los adolescentes son los blancos más vulnerables ya que sin quererlo los hijos, mal informados de este tipo de situaciones, favorecen que este tipo de delitos se presenten. Tanto porque no tienen la malicia suficiente como para darse cuenta de que hay muchas personas que van a tener acceso a la información que ellos suben.

Los jóvenes, especialmente, ven esta actividad como un vínculo social o como una situación de recreo, pero no como lo que es, que es una verdadera responsabilidad. En el libre flujo que transita por la red, el usuario es el principal responsable de lo que sube y baja por la supercarretera de la información, sobre todo en aquellos sitios donde necesariamente se tiene que interactuar, muchas veces con personas que físicamente no se conoce y cuya información y fotografías pueden ser falsas. Tratándose de adolescentes, la mayor carga de responsabilidad sobre lo que sube y baja por la red recae en los adultos que los tienen bajo su cuidado. Para muchos padres les resulta cómodo que el hijo o hija este ocupado en la computadora por dos, tres o cuatro horas. Eso “libera” a los padres de atenderlos a ellos. Los niños no tienen la suficiente y adecuada supervisión como para que los padres se puedan dar cuenta qué suben o qué bajan y precisamente esa es una de las fuentes de pederastia.

El usuario también asume, aunque no lo sepa o reconozca, una responsabilidad personal al acceder a internet. Hay que reconocer las siguientes responsabilidades al hacer uso del internet.

Primero, por la facilidad de acceso y comunicarme con muchas personas, estaría en el material que se sube, qué es lo que les informare a las personas con las que me relaciono. En el caso de los adolescentes, los padres o tutores, son igualmente responsables del uso que hagan sus hijos de la red. Las políticas de uso propuestas por el proveedor del servicio es lo que menos le importa conocer al usuario. Uno nunca tiene esa precaución, ya que por lo general, siempre acepta y pasa por alto las advertencias del proveedor.

La seguridad en este medio de comunicación depende en gran medida de la responsabilidad de los usuarios. Se requiere también, que la ciudadanía contribuya aceptando y aplicando una serie de medidas mínimas de protección personal y familiar, como parte de la vida diaria. Engel Fonseca, Especialista en redes sociales, nos dice que los usuarios de las redes sociales están en riesgo, si no se toman las debidas precauciones. Afirma que el usuario de internet debe entender que todo lo que sube o baja por la red, para bien o para mal, repercutirá en su vida diaria, porque detrás de las fotos, detrás de los perfiles hay personas de carne y hueso, personas vivas y reales. “Mientras mas irresponsables seamos de aceptar amigos y amigos estamos más expuestos y la responsabilidad recae sobre el usuario y es como si dejaras a tu casa entrar a cualquiera te tocara la puerta” subraya Fonseca.

En todos los sitios de la red, el proveedor del servicio, no solo advierte al usuario sobre la responsabilidad que adquiere al ingresar a su página. El psiquiatra mexicano, Pablo García, sostiene que la supercarretera de la información solo conduce al destino que el usuario eligió. Dice: “Yo creo que la red no es ni buena ni mala. Yo más bien creo que el problema es el uso que se le dé”. A decir de los especialistas, la red y sus sitios deben entenderse simplemente como lo que son, un producto tecnológico cuya aplicación y utilidad son determinadas por el usuario. La recomendación no es desconectar el perfil y borrarlo, lo que se debe hacer es depurar a los “amigos” y tener un poco más de sentido común de qué información compartes mediante la red.

Las aplicaciones y funciones que posibilitan las llamadas redes sociales en línea, van mucho pero mucho más allá de simplemente hacer más amigos. Entrañan también la responsabilidad de entender y asumir que en sus sitios acecha la llamada ciberdelincuencia, por eso cuando ingreses a la red no solo utilices el ratón, usa también el sentido común. Riesgos y delitos en Internet contra estudiantes en Bolivia El año 2010 una investigación desarrollada por la Fundación REDES, demostró la presencia de estudiantes bolivianos en redes sociales, los cuales son expuestos a los peligros que conlleva la ciberdelincuencia. Ponen como ejemplo, que hasta mayo de 2012 se registraron 966.560 adolescentes y jóvenes bolivianos entre 13 a 24 años con cuentas personales en la red social Facebook, constituyéndose en víctimas potenciales de violencia digital y delitos informáticos. REDES demostró que hay un alto índice de exposición de las nuevas generaciones a la violencia a través de internet y el teléfono móvil, pues en la ciudad de La Paz: 10 de cada 10 estudiantes desconocen métodos que les permitan encontrar información especializada de manera rápida y efectiva en Internet. 7 de cada 10 estudiantes se desvía en la búsqueda por navegación en ventanas emergentes o hipervínculos. 10 de cada 10 desconocen buscadores alternativos a Google, Yahoo o Windows live. 7 de cada 10 estudiantes aceptan contactos de desconocidos en MSN y/o redes sociales / se muestran por cámara web o intercambian fotografías. 3 de cada 10 estudiantes concretan encuentros casuales.

 No existen referencias explícitas sobre la búsqueda de información orientada al ejercicio de sus propios derechos humanos. Se desconoce la relación directa entre uso de teléfono celular y ejercicio de derechos humanos. La proliferación de delitos informáticos contra estudiantes es un problema de creciente preocupación de la comunidad educativa y de las autoridades en todos los departamentos de Bolivia.

Son más de tres años desde que la Fundación REDES advierte a la población que en Bolivia se están cometiendo los siguientes delitos contra en Internet:

Riesgo Delitos contra estudiantes en Internet en Bolivia

Phishing
Falsos correos electrónicos; falsas páginas web en ventanas emergentes o links, falsas llamadas telefónicas y falsos SMS para obtener datos personales: por ejemplo para robar cuentas bancarias

Hacking
 
En su versión delictiva, es el acto de romper códigos para tomar información o manipular programas informáticos para adquirir beneficios económicos y comerciales.

Pornografía
Materiales, imágenes o reproducciones que representan actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual del receptor.

Pornografía infantil
Toda representación de menores de edad de cualquier sexo en conductas sexualmente explícitas. Lolicon/Shotacon Preadolescentes que tienen relaciones sentimentales y/o sexuales con personas mayores de edad.

Sexting
Es el envío de imágenes (fotografías o vídeos) con contenido sexual por medio del móvil.

Ciberbullying

Es el uso de los medios telemáticos (Internet, telefonía móvil y videojuegos online principalmente) para ejercer el acoso psicológico entre iguales.

Grooming Engatusamiento que utilizan online ciertos adultos para ganarse la confianza de un (o una) menor fingiendo empatía, cariño, etc. Con fines de satisfacción sexual casi siempre para obtener imágenes del/a menor desnudo/a o realizando actos sexuales.

Trata y tráfico de personas Internet
Se utiliza para:
a) contacto de adolescentes y mujeres a través de redes sociales;
b) acoso por SMS;
c) comercio sexual (anuncios explícitos);
d) pornografía nacional/local.

Trata de imágenes personales
Obtención, uso y venta sin consentimiento de imágenes de usuarios de redes sociales y la consecuente publicación de esas imágenes en sitios web pornográficos o extorsión.

Adicción a Internet
Uso excesivo de Internet lo que le genera una distorsión de sus objetivos personales, familiares o profesionales.

Ciber-acoso
Uso de información electrónica y de medios de comunicación tales como correo electrónico, mensajería instantánea, mensajes de texto, blogs, teléfonos móviles, búsquedas y websites difamatorios para amenazar a un individuo o grupo, mediante ataques personales u otros medios.

Plagio
Cuando se presenta una obra ajena como propia u original. Se comete plagio cuando una persona copia o imita algo que no le pertenece haciéndose pasar por el autor de ello.

Estos datos demuestran la importancia de involucrar a las autoridades públicas y privadas en la defensa y promoción de los derechos de las y los usuarios en Internet, así como la importancia de promover la prevención de la violencia digital escolar a través de las redes sociales y el uso de la telefonía móvil. Sin los candados de seguridad necesarios o las suficientes restricciones de acceso a la información que se sube a la red, ya sea por negligencia, ignorancia o irresponsabilidad del usuario, el mismo, su familia y hasta sus amigos quedan y desprotegidos de una amplia gama de delincuentes que en el ciberespacio han encontrado otro medio para cometer delitos.

En el libre flujo que transita por la red, el usuario es el principal responsable de lo que sube y baja por la supercarretera de la información, sobre todo en aquellos sitios donde necesariamente se tiene que interactuar, muchas veces con personas que físicamente no se conoce y cuya información y fotografías pueden ser falsas. A decir de los especialistas, la red y sus sitios deben entenderse simplemente como lo que son, un producto tecnológico cuya aplicación y utilidad son determinadas por el usuario. La recomendación no es desconectar el perfil y borrarlo, lo que se debe hacer es depurar a los “amigos” y tener un poco más de sentido común de qué información compartes mediante la red.

Información

Técnica

Breve Descripción Debido a su popularidad, las redes sociales pueden contener cierto grado de peligrosidad, respecto del uso que se haga de ellas.
Otros Artículos
Recursos Relacionados
Temas de Interés
Idioma Español (ES)
Autor educabolivia
Fuente educabolivia