educarchile - Portada
EducarChile - Especiales Artículo

Artículo

compartir

Protege tu privacidad: tu webcam puede estar espiándote

Artículo que nos habla de la seguridad de las webcams, pueden ser víctimas de ataques sin que nosotros nos demos cuenta. Como tal vez sepas, cuando nuestra webcam está activa y siendo usada se enciende un piloto luminoso.

sitio web


Artículo que nos habla de la seguridad de las webcams, pueden ser víctimas de ataques sin que nosotros nos demos cuenta. Como tal vez sepas, cuando nuestra webcam está activa y siendo usada se enciende un piloto luminoso.

Hace unos meses publicábamos en ViveInternet un artículo informando sobre la importancia que los usuarios daban a las posibles vulnerabilidades de sus webcams, llegando a la conclusión de que son pocos los que toman medidas. Te contamos cómo hacer para evitar que te espíen.

En ese artículo, visto el panorama, recomendábamos tapar la webcam con una tirita si la tuya es de esas que vienen incrustadas en el marco de la pantalla de tu ordenador. No es broma. Las webcams pueden ser víctimas de ataques sin que nosotros nos demos cuenta. Como tal vez sepas, cuando nuestra webcam está activa y siendo usada se enciende un piloto luminoso. Esto es la primera señal de actividad en ella. Sin embargo, determinadas herramientas que pueden usar los ciberespías son capeces de activar nuestra webcam sin que se encienda su luz.

¿Cómo podemos evitar que nos espíen?

Lo primero y más sencillo: tapa tu webcam. Si la tuya es de las incrustadas en el marco de la pantalla de tu pc o tablet, usa una tirita, un postit o algo cuyo adhesivo no sea demasiado agresivo. Un tirita es una gran solución. Pégala de tal forma que sus extremos adhesivos no se adhieran a la zona de la lente, dejando que ésta sea cubierta por el bendaje, que no es adhesivo.

Determinados portátiles, tablets u ordenadores todo en uno, permiten además girar la cámara. Hazlo si este es tu caso. Si tu webcam es externa, estará conectada a tu PC vía un cable USB probablemente. La medida más radical es desconectarla. Así te garantizas que no queda accesible a terceros de ninguna de las maneras. Si lo prefieres, para no estar conectando y desconectando, puedes orientar tu cámara hacia una pared, por ejemplo. También, muchas de las cámaras externas incorporan un tapa para la lente. Ciérrala siempre.

El software de algunas cámaras incorpora para su uso la petición de un nombre de usuario y contraseña. Esta es una buena medida, aunque si algún ciberespía se lo propone acabará por dar con tus datos de acceso. En estos casos, aplica siempre las medidas genéricas para la construcción de contraseñas seguras: que no sea corta y que incorpore letras (mayúsculas y minúsculas), números y caracteres especiales. Aún así, es recomendable siempre que desconectes o tapes tu cámara.

Información

Técnica

Breve Descripción Los peligros del uso de las webcams y medidas de seguridad.
Otros Artículos
Recursos Relacionados
Temas de Interés
Idioma Español (ES)
Autor vive internet
Fuente vive internet