educarchile - Portada

Ingreso

Usuario registrado

Yasna Jelincic, directora del colegio Puelmapu:

Los profesores son el factor de cambio

foto475

ver comentario experto

 

¿Quién podría hacerse cargo del cuarto peor colegio de Chile, según los resultados del Simce 2006? Yasna Jelincic se atrevió y el 2009 asumió el desafío de estar a la cabeza de esta escuela, ubicada en Peñalolén. El resultado de su trabajo está a la vista: alzas constantes en el Simce y profesores que creen en su esfuerzo y en sus alumnos.

Pablo, nombre ficticio de un chico alto y macizo, cursaba Sexto Básico cuando Yasna Jelincic asumió el 2009 como directora del colegio “Niño Levántate” de Peñalolén, que desde hace algún tiempo ha sido rebautizado como “Puelmapu”. Esto no tendría nada de particular si no fuera porque este alumno aún no sabía leer y, simplemente, nadie se había dado cuenta.

Yasna Jelincic, titulada de pedagogía de la Universidad Católica y quien hoy se ha hecho conocida como una de las protagonistas de la campaña televisiva de Elige Educar, recuerda que “comenzamos a detectar que algo no andaba bien con este niño porque tenía bajos resultados académicos, era muy tímido y mostraba mucho temor a trabajar en grupo. Esto sumado a la información recabada en el consejo de curso con los profesores, nos permitió percatarnos de que este alumno, que había llegado hasta Sexto Básico, nunca aprendió a leer. Eso explicaba también por qué faltaba a clases con frecuencia”.

Lamentablemente, éste no fue el único problema con que se enfrentó Yasna al hacerse cargo de este establecimiento. Ella afirma: “Cuando yo llegué, me encontré con niños que estaban permanentemente en el patio y profesores desolados. Dónde revisaba había algún tipo de dificultad. Los niños no conocían el nombre de su escuela, no existía un seguimiento caso a caso de los estudiantes, los libros de clases no estaban completos y nadie sabía nada de nada. Todo se hacía al azar y cada profesor/a era dueño de su mundo y de su sala. Eso era lejos lo que más me llamó la atención. No había trabajo en equipo y los profesores “se mandaban” cada uno con su sistema, sin que se hubiera implementado ningún tipo de gestión en relación con la capacidad humana acá instalada”.

Aclara que los docentes tenían la mejor voluntad posible, pero en términos de gestión nada estaba regularizado: “No había observación docente ni evaluaciones de desempeño, tampoco sistemas de planificación de clases, los horarios no estaban bien definidos y se producían topes”.

El trabajo que tenía Yasna por delante era enorme: primero, había que ordenar la casa en términos administrativos y de gestión y, luego, impulsar orientaciones pedagógicas para que el aprendizaje fuera efectivo. Se trataba del cuarto peor colegio de Chile en lenguaje y el segundo peor colegio en matemática, según los resultados del Simce 2006 de cuarto básico.



No se dio por vencida

foto 120

Con sólo 26 años, esta joven directora asumió el desafío de sacar este colegio adelante. Tenía experiencia como docente, se había desempeñado por más de un año en un establecimiento privado de la comuna de Las Condes, y a partir del 2007 había efectuado sus primeras incursiones en el área de gestión educacional: ingresó a la Fundación OPTE (Oportunidad para Transformar Educando) donde se hizo cargo de dos programas educativos: el primero, en la escuela Violeta Parra de Cerro Navia y el segundo, en el colegio Quilaco de Padre Las Casas, en Temuco.

Ahora estaba decidida a hacerse cargo al 100% del colegio “Niño Levántate” de Peñalolén, que fue entregado el 2008 a la Fundación OPTE con un propósito muy claro: entregar una orientación pedagógica de mayor calidad. Primero, estuvo seis meses a cargo del área de UTP (Unidad Técnico Pedagógica), junto a un director interino que había en esos momentos y que era profesor de esa misma escuela. Y el 2009 asumió la dirección de manera voluntaria.

Yasna reconoce que aunque siempre quiso ser profesora, jamás imaginó que iba a estar a cargo de un establecimiento escolar. Sin embargo, tal como ella señala: “Mi interés siempre ha sido servir al país a través de la educación y ésta era una excelente oportunidad para hacerlo, pues me sentía parte de los profesores y capaz de trabajar codo a codo con ellos”.

Ella asegura que, aunque parezca contradictorio, las dificultades con que se encontró en esta escuela le dieron más ganas de continuar. “Yo sabía que en un año intenso de trabajo podíamos lograr resultados sorprendentes. Era necesario reculturizar a esta comunidad educativa, reorganizarla, pero tomando en cuenta su identidad: aquí se acogen niños de extrema vulnerabilidad”. De hecho, estudian 250 alumnos, desde prekinder hasta octavo básico, y el 80,66% de ellos pertenece a esa categoría.

>SUBIR



Cambios de alto impacto

foto 120

Pero, ¿cómo logró Yasna enfrentar con éxito los problemas que día a día observaba en esta escuela?

En primer lugar, se preocupó de aumentar las expectativas de los profesores, pues tal como ella misma cuenta “una profesora me dijo que para qué ella se iba a esforzar más si acá los niños eran pobres y tenían techo. Entonces, era necesario hacerles saber a todos los docentes que ellos sí eran capaces de cambiar el futuro de estos niños”. Para que esto fuera posible, su desempeño diario comenzó a estar lleno de miles de detalles. De hecho, hasta ahora la directora se preocupa de entregar a los profesores tarjetas con un atractivo diseño y breves palabras, destacando algún logro muy puntual. En una de ellas se lee: “Querido Raúl, nos hemos dado cuenta cómo te has superado en un área que te resultaba más débil como es la relación profesor alumno. Se nota que has aplicado las estrategias que hemos visto… Felicitaciones, que sigas por un buen camino”.

Asimismo, las reuniones con los docentes siempre se inician con alguna evidencia teórica o concreta sobre la importancia del profesor/a en la sala de clases. Yasna analiza con ellos experiencias de otras escuelas en contextos de pobreza, leen artículos y revisan videos con experiencias exitosas en EE.UU. y otros países.

En segundo lugar, Yasna incentivó mucho el trabajo en equipo entre los docentes. Se ha preocupado de generar capacidades de liderazgo en algunos profesores para que ellos puedan estar a la cabeza de grupos de trabajo. En este momento, por ejemplo, está capacitando a tres profesores en el área de liderazgo y gestión para que se desempeñen como tutores permanentes de otros docentes en aula.

Pero, ¿de qué se trata esto? Estamos hablando del programa “Co-elaboración entre docentes” o “Tutorías”, que tiene como objetivo que un docente del colegio pueda capacitar a otro en un área específica del currículum o en metodologías de aula, con el propósito de fortalecer las prácticas dentro de las salas de clase y, por supuesto, elevar los resultados académicos de los estudiantes. Incluso Yasna participa en este programa y este mes será tutora de la profesora de prekinder, Tamara Ordóñez, en un área específica en que ella necesita apoyo.

Finalmente, esta joven directora ha puesto hincapié en la necesidad de hacer un buen uso del tiempo, tanto en las reuniones técnicas como en el trabajo en aula. Además, se ha preocupado de mejorar la comunicación interna del colegio a través de un sistema de correo institucional, algo que antes no existía. “Tuve que capacitar a tres profesores en el uso y manejo del correo electrónico, pero ahora ya todos somos cibernautas y nos mandamos correos, compartimos cosas. Lo uso sobre todo para encargar algunas tareas con alguna palabrita de ánimo y generar debates acerca de temas de interés docente. Una vez al mes envío un “Puelmapu al día”, que es la opinión de la dirección respecto a un tema educacional de contingencia como la revolución de los estudiantes. Allí hago un análisis de lo que yo opino de esta temática y dejo planteadas algunas preguntas de reflexión. Esto va acompañado de links noticiosos donde los docentes pueden pinchar y así informarse a partir de otras fuentes: partidos políticos, investigadores, expertos en educación, otros profesores, etc”.

>SUBIR



Resultados concretos

foto 120

A través de la aplicación de las estrategias mencionadas, Yasna Yelincic durante su desempeño como directora del colegio Puelmapu ha obtenido logros muy concretos: los profesores ahora trabajan en equipo, tienen altas expectativas en relación con su trabajo y lo que pueden lograr sus alumnos, y aprovechan al máximo el tiempo tanto en las reuniones técnicas como en el trabajo de aula. Como consecuencia inmediata de lo anterior, los resultados del Simce han tenido un alza importante, aunque aún queda mucho por mejorar.

En el caso particular de Pablo, el alumno que llegó a Sexto Básico sin saber leer, los docentes se esforzaron por elaborar adecuaciones curriculares en aula y diseñar para él tareas escolares específicas y, al mismo tiempo, la dirección se encargó de entregarle apoyo psicopedagógico y de conseguir una voluntaria que lo reforzaba dos o tres veces a la semana en el mismo colegio. Esto tuvo un impacto muy positivo: Pablo mejoró su asistencia, subió sus notas y pudo egresar de octavo básico sin el estigma de no saber leer.

“Para mí, mis profesores son mi curso, ellos son el factor real de cambio –afirma Yasna, quien desde marzo de este año está estudiando el “Magíster de Gestión y Liderazgo Escolar de Calidad” con Fundación Chile-. Siempre me preguntan: ¿tú trabajas con los niños? No. Yo trabajo con los profesores. Ésa es la forma en que voy a llegar a los niños. Mi meta número 1 es mejorar el nivel de aprendizaje de los alumnos, pero ¿cómo lo voy a hacer? El medio para llegar a eso son los profesores. Por lo tanto, mi trabajo va dirigido con ellos y hacia ellos”.

>SUBIR



Cómo organizar las reuniones técnicas

Yasna Jelincic, directora del colegio Puelmapu de Peñalolén, ha organizado las reuniones técnicas de la siguiente manera:

- El primer miércoles del mes se efectúa una capacitación sobre alguna temática especial de utilidad para todos los profesores, como la evaluación diferenciada.

- El segundo miércoles se destina al programa “Co-elaboración entre docentes” o “Tutorías”, que consiste en que un docente del colegio capacita a otro en un área específica del currículum o en metodologías de aula, con la idea de fortalecer las prácticas dentro de las salas de clase. Se trabaja en parejas o grupos.

- El tercer miércoles se lleva a cabo el programa “Modelando prácticas exitosas”, donde los profesores reflexionan sobre las actividades que realizan para enseñar algún área específica del currículum o sobre algún aspecto de la metodología de aula. Por ejemplo, el miércoles del mes pasado se abordó el tema: “La importancia de las buenas preguntas”, donde cada profesor tuvo que exponer delante de los demás docentes un inicio o cierre de clase con preguntas específicas. Yasna cuenta que “en base a lo que el profesor exponía, íbamos todos siendo críticos de su actuar e íbamos aportando ideas para que él pudiera hacer una mejor clase a futuro... Pero todo esto va acompañado de una línea teórica, a mí me correspondió estar a cargo de esa parte y por lo tanto me preocupé de plantear por qué es importante generar buenas preguntas para la metacognición. Después, los profesores modelan lo que han aprendido en la sala de clases”.

- Finalmente, el cuarto miércoles del mes nuevamente se destina nuevamente para trabajo de “tutorías” entre docentes.

>SUBIR



Observaciones del trabajo en aula

Para mejorar el desempeño de los docentes y lograr que aprovechen al máximo el tiempo en el trabajo en aula, la directora del colegio Puelmapu de Peñalolén, Yasna Jelincic, ha instalado un sistema de monitoreo de observación de clases.

Para ponerlo en marcha, elaboró un calendario de visitas, donde los puntos rojos representan visitas largas, de hora y media, y los puntos azules representan visitas rápidas, de 10 a 15 minutos.

Yasna Jelincic señala que en ambos casos ingresan seis personas a observar la clase: la psicopedagoga, la psicóloga, dos profesoras a quienes se está capacitando como líderes en aula, la jefa de UTP y la directora. “Todas nosotras entramos a la sala de clases, con distintas pautas de observación. La psicóloga tiene una pauta a través de la cual ella observa lo que le es necesario observar, por ejemplo, la relación profesor-alumno. La psicopedagoga entra con una pauta distinta, que va dirigida a su especialidad. La jefa de UTP, en cambio, utiliza la misma pauta que la directora”.

Para elaborar estas pautas de observación, Yasna Jelincic tomó como modelo la que ocupa la Universidad Católica, pero “la adaptamos con las profesoras de acuerdo a nuestras necesidades”. Los ejes temáticos son los mismos que propone la UC: acogida, inicio, desarrollo, cierre, implementación de la clase, tratamiento didáctico y ambiente de aprendizaje. Pero, además, incorporó espacios para realizar comentarios y hacer una síntesis de desempeño, destacando los aspectos a mejorar y aquellos que están fortalecidos.

>SUBIR



Resultados Simce

Yasna Jelincic está orgullosa. Y tiene motivos para estarlo: el colegio Puelmapu, que dirige desde marzo de 2009, ha experimentado alzas constantes en el Simce, aunque aún falta mucho por mejorar.

De acuerdo a los resultados Simce 2006 de cuarto básico, estábamos frente al cuarto peor colegio de Chile en lenguaje (160 puntos) y el segundo peor colegio de Chile en matemática (154 puntos). Para el Simce 2008, esos indicadores ya habían mejorado un poco en ambas asignaturas: 216 puntos en lenguaje y 187 en matemática, pero la tarea que estaba por delante aún era inmensa.

Los resultados del Simce 2010 de cuarto básico fueron más auspiciosos: 268 puntos en lenguaje y 228 en matemática. Es decir, si comparamos los puntajes promedio obtenidos en el Simce 2006 y 2010, se puede afirmar que el colegio Puelmapu subió más de 100 puntos en lenguaje y más de 70 en matemática.

Link completo para ver resultados Simce 2010